Con una escasez de vacunas y amenazas de otra ola de contagios, el gobierno anunciará nuevas restricciones.

Actualidad 10 de marzo de 2021 Por Operador1
Las nuevas medidas se relacionan con las restricciones de vuelos a países con focos de contagio.
Captura

La prestigiosa infectóloga Silvia González Ayala, profesora titular de la Cátedra Infectología de la Facultad Ciencias Médicas de la Universidad Nacional La Plata: “Para que se acelere el plan de vacunación, se necesita contar con más dosis de vacunas, y mejorar la logística de distribución y la aplicación como un camino para reducir la transmisión del coronavirus y bajar las muertes antes de que empiece el invierno”.

González Ayala insistió  que “contar con más dosis de vacunas es tan clave como hacer una distribución oportuna y rápida. Se debería citar a las personas de los grupos priorizados y vacunarlas oportunamente”.

Entre las medidas que se pondrán en marcha se destaca una reducción de los vuelos que llegan a la Argentina, según distintas proporciones definidas en base a la situación epidemiológica que atraviesa cada país.

Las autoridades quieren impedir la circulación comunitaria de algunas de las mutaciones sudafricana, inglesa y brasileña del Covid-19 presentes en otros países. En ese sentido, suena fuerte la posibilidad de que restringirá los vuelos a Europa, Estados Unidos, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, México y Chile. Además, Migraciones, ANAC y Salud determinarán el cronograma y la cantidad máxima de pasajeros que ingresen al país, que se mantendrá vigente hasta el 9 de abril.

Si bien, el Gobierno descartó el plan inicial de prohibir el ingreso y egreso de ciudadanos argentinos a partir del sábado; se está elaborando la lista de países con los cuales se acotarán las conexiones, en principio se tratará de Estados Unidos, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, México, Chile, Panamá y las naciones que integran Europa.

Así, se limitará los arribos de vuelos provenientes de Estados Unidos, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, México, Chile, Panamá y las naciones que integran Europa. Aunque en un principio se había analizado la posibilidad de un cierre de fronteras para evitar el ingreso de argentinos por tierra -el turismo receptivo está prohibido-, esa medida se descartó por ahora, incluso en las zonas de alto tránsito, como en la Triple Frontera.

Esas restricciones, que estarán en el orden del 10 al 30 por ciento, se aplicarán pese a que en esa actividad es donde se emplean los controles más estrictos, tanto por parte de las aerolíneas como de los gobiernos, porque se exige para subir a los aviones PCR negativo y el cumplimiento de cuarentena una vez arribado al país.

Más allá de la controversia, la preocupación del Gobierno está en lo que ocurre en Brasil, el foco de contagios de la variante P-1 de coronavirus, con fuerte impacto en la zona de Manaos, que supera todos los días el registro de muertes cada 24 horas y que tocó el jueves un máximo de 2.300. El gobierno de Bolsonaro enfrenta este rebrote con los servicios de salud saturados y al borde del colapso.

A su vez, el Gobierno de Alberto Fernández, prorrogó a través de un decreto la emergencia sanitaria hasta el próximo 31 de diciembre. Entre sus líneas, la nueva normativa “recomienda restricciones de viajes desde o hacia las zonas afectadas”, y establece que deberán quedar en aislamiento obligatorio durante 14 días las personas que son consideradas “casos sospechosos” de “contactos estrechos” y quienes lleguen al país desde el exterior.

Fuente: Infobae, Reportur.

Te puede interesar