Ómicron circula en La Plata y es el virus de propagación más rápida

Salud 03 de enero de 2022 Por María Ruso
La variante Ómicron se convirtió en el virus de propagación más rápida de la historia y está presente en nuestra ciudad.
7WOLTJH7JVCITHHQQJXYUOGLYI

En el marco de la expansión mundial de la variante Ómicron de coronavirus, que ya está en circulación en La Plata, los expertos internacionales confirmaron que ya se convirtió en el virus con la propagación más rápida de la historia conocido hasta ahora.  

Apenas un mes después de su detección en el sur de África, la variante ya es dominante en la mayoría de los países del mundo. 

El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, confirmó la semana pasada, que hay casos de la variante Ómicron en La Plata y otras localidades del conurbano provincial, algo que encendió las alertas y puso el foco en la ciudad. La propagación de la temida cepa había comenzado en el interior del país, con epicentro en la provincia de Córdoba, pero expandiéndose a otras provincias de la zona; pero también se esperaba su arribo al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). 

“Es una propagación increíblemente rápida”, señaló el médico Roby Bhattacharyya, experto en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts. 

“Un caso de sarampión daría lugar a 15 casos a los 12 días. Un caso de ómicron originaría otros seis a los cuatro días, 36 casos a los ocho días y 216 a los 12 días”, resumió Bhattacharyya. 

“Con las condiciones actuales, un sencillo modelo de crecimiento exponencial todavía mostraría 14 millones de personas infectadas en 60 días a partir de un único caso, en comparación con las 760.000 con sarampión en una población sin defensas específicas”, advirtió Bhattacharyya. 

“Es el virus más explosivo y el de más rápida difusión de la historia”, sostuvo, por su parte, el médico e historiador Anton Erkoreka, director del Museo Vasco de Historia de la Medicina. 

Otros virus como la peste negra y el cólera, tardaron años en expandirse por el mundo e incluso, virus como la gripe rusa de 1889, que tardó tres meses en cruzar el globo, quedaron detrás de las cifras de la variante Ómicron. 

La propagación sin precedente de Ómicron es un hecho, pero todavía no hay precisiones sobre su impacto a nivel mundial, con altas tasas de vacunación. 

Ómicron es capaz de infectar a personas inmunizadas, pero las vacunas evitan la enfermedad grave, como confirmó el jueves un estudio encabezado por la viróloga holandesa Corine GeurtsvanKessel, de la Universidad Erasmo de Róterdam.  

Bhattacharyya destacó que la nueva variante es quizá un 25% menos grave que la Delta en las personas que no se vacunaron ni tuvieron COVID-19 anteriormente, según indicó el último informe del Imperial College de Londres.  

“Pero probablemente Ómicron es más grave que otras variantes anteriores. Dada la rapidez con la que se está extendiendo, ómicron probablemente causará mucho daño en un periodo de tiempo más corto”, alertó Bhattacharyya. 

El equipo del virólogo Michael Chan, en la Universidad de Hong Kong, fue el primero en calcular que Ómicron se multiplica 70 veces más rápido en los bronquios humanos que la variante Delta. De todas maneras, la nueva versión del coronavirus sería 10 veces menos eficiente en el pulmón.  

“Muchas infecciones por ómicron, especialmente en las personas vacunadas, serán leves, comparables a un breve resfriado. El problema es que habrá otras graves, por lo que, al ser tan transmisible, el número total que necesitará atención médica pondrá en apuros el sistema de salud, tanto para atender el COVID-19 como para otros temas”, advirtió el epidemiólogo William Hanage, codirector del Centro de Dinámicas de las Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Harvard. El epidemiólogo irlandés Michael Ryan, director del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sostuvo que es necesario “tener los sistemas de salud preparados. Incluso si resulta que el virus a nivel individual es ligeramente menos grave que variantes anteriores, la gran cantidad de casos puede provocar una enorme presión en los sistemas de salud”, advirtió Ryan.

Te puede interesar