una nueva ley busca inhabilitar licencias de conducir por test de alcoholemia positivo en la ciudad de BsAs

Política 03 de diciembre de 2021 Por María Ruso
El "Plan integral de convivencia vial" incluye también la realización de los exámenes de manejo en la calle y evaluaciones teóricas con mayor exigencia.
control-de-alcoholemia-en-la-ciudad-20201112-1075869

Un nuevo "Plan integral de convivencia vial" que prevé algunos cambios en las normas actuales, como la inhabilitación temporal de las licencias de aquellos conductores que den positivo en el test de alcoholemia, la realización de los exámenes de manejo en la calle y evaluaciones teóricas con mayor exigencia, será votado la semana próxima en la Legislatura porteña.
El nuevo plan es un proyecto de ley del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, que recibió dictamen hoy en la Legislatura y quedó en condiciones de ser votado en la sesión del jueves próximo.
 
Informate másSin aval de los vecinos, el macrismo aprobó en la Legislatura la rezonificación de Costa Salguero y otros proyectos inmobiliarios
De aprobarse, la nueva ley implicará modificaciones a varias normativas de la Ciudad, entre ellas el Código de Tránsito, el Régimen de Faltas y el Código Contravencional.

5 cambios del "Plan integral de convivencia vial"
1) Sistema gradual con inhabilitación de licencias

De acuerdo al proyecto, habrá un "sistema gradual con inhabilitación" de las licencias de conducir para los conductores que den positivo en el test de alcoholemia, que irá de dos a cuatro meses, según el dosaje de alcohol detectado.

Además, habrá multas de entre 8.000 y 53.000 pesos, también de acuerdo al dosaje de alcohol, y se mantendrá el acarreo de vehículo y la retención de la licencia de conducir.

"El objetivo es llegar a tener cero muertes por accidentes viales", aseguraron funcionarios porteños al informar sobre el plan en la Legislatura.

2) Exámen práctico, teórico y cursos
Sobre el otorgamiento de licencias, el proyecto establece que el examen práctico de manejo será en la calle y no en circuitos cerrados, como es actualmente, a fin de que la prueba sea "más realista", apuntaron los funcionarios.

Y agregaron que dicho examen se hará en autos de doble comando, tercerizados por el Gobierno de la Ciudad.

Además, se formalizará en la ley algo que comenzó a ocurrir con la pandemia: la modalidad virtual para los cursos teóricos.

En cuanto al examen teórico se prevé una mayor exigencia, ya que las preguntas pasarán de 30 a 40 y requerirá un porcentaje mayor de respuestas correctas, ya que hoy se aprueba con un 75% y en el futuro se hará con el 85%.

3) Extensión de vigencia de las licencias según edad

Por otro lado, habrá cambios en la extensión de la vigencia de las licencias, que "podrá variar en función del desempeño en calle del conductor", y el esquema será:

De 16 a 39 años de edad, hasta 10 años de vigencia
De 40 a 49, hasta 6 de vigencia
De 50 a 69, hasta 4 de vigencia
A partir de 70 años, hasta 2 de vigencia
4) Sistema de puntos
Sobre el sistema de puntos de las licencias de conducir, desde el Gobierno informaron el siguiente cambio: los infractores que realicen el pago voluntario de la multa y un curso referido a la falta que cometieron, se le reasignará el 50% de los puntos descontados.

Otra modificación a las normas actuales prevé que los agentes de tránsito podrán retener las licencias de aquellos conductores que tengan cero puntos en el sistema de scoring y no hayan resuelto su situación.

5) Academias de manejo
Por otro lado, hay cambios respecto a las academias de manejo, ya que, teniendo en cuenta que las clases teóricas son virtuales, se eliminarán los "requisitos de local".

A la vez, se incorporará como requisito la formación pedagógica para los instructores, y habrá sanciones para quienes den clases de manejo sin estar habilitados.

Según datos oficiales, durante 2020 se registraron 82 víctimas fatales a causa de siniestros viales en la Ciudad de Buenos Aires.

Este año, el Gobierno porteño presentó su segundo Plan de Seguridad Vial, con la meta a 10 años, para reducir al 50% las muertes por siniestros fatales para 2030.