Harán un túnel para conectar a dos hospitales de Echeverría que están a sólo siete cuadras

Salud 23 de noviembre de 2021 Por María Ruso
Hoy, el recorrido entre el Santamarina y el Bicenteario, en Esteban Echeverría, demora 10 minutos. Esperan bajarlo a uno y medio.
Hospital_Dr._Luis_Federico_Leloir ESTA

Esteban Echeverría tendrá un nuevo paso bajo nivel que conectará a los dos hospitales del distrito: el Hospital Municipal Santamarina y el Hospital del Bicentenario.

El Municipio de Esteban Echeverría firmó un convenio de constitución con el Ministerio de Transporte de la Nación para la construcción del bajo nivel Alvear-Rondeau, que cruzará las vías a unos 600 metros de distancia de la estación Monte Grande del tren Roca, en pleno centro de la ciudad cabecera del distrito.

Se trata de una obra que no sólo brindará una mayor conectividad en el transporte del distrito, sino que además, permitirá la creación de un corredor sanitario entre el hospital municipal y el centro de alta complejidad.

Actualmente, las calles General Alvear (al sur de las vías del tren) y General Rondeau (del lado norte de la localidad) se cortan al llegar al ferrocarril. Sobre Alvear, a menos de tres cuadras del muro y el alambrado que interrumpe la calle y separa de las vías, se encuentra la entrada del Policlínico Sofía de Santamarina, el principal centro de salud municipal de Echeverría.

Del otro lado, también a menos de tres cuadras por Rondeau, está el Hospital del Bicentenario Luis Federico Leloir, un centro de alta complejidad administrado por PAMI.

La distancia en línea recta entre ambos es de unos 700 metros. Pero si una ambulancia debe trasladar un paciente de un hospital al otro, tiene que hacer un recorrido de dos kilómetros para cruzar el tendido del ferrocarril por el túnel de Benjamín Matienzo/De Sarro o la barrera de General Rodríguez/Alegre.

santamarina1200

Actualmente, una ambulancia en emergencia demora aproximadamente 10 minutos en llegar de un hospital a otro. Con el túnel, demorará un minuto y medio, ya que se acortan en 15 cuadras el recorrido.

El Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverría se inauguró en abril del año pasado, durante la emergencia sanitaria, y se destinó a la atención de pacientes críticos de covid-19, lo que permitió duplicar la capacidad sanitaria.

El edificio tiene dos plantas y cuenta con terapistas, emergentólogos, kinesiólogos, farmacéuticos, clínicos, enfermeros y profesionales de laboratorio camas en terapia intensiva. Además, tiene camas en terapia intermedia, intensiva y de recuperación.

Si bien el Santamarina amplió su capacidad con la construcción de nuevos quirófanos, área de maternidad y la incorporación de más de 100 profesionales de la salud, en los últimos años el distrito creció poblacionalmente.

Por eso fue que en 2011 se puso en marcha el proyecto del hospital de alta complejidad, que luego de numerosos trastornos durante su construcción y equipamiento -incluyendo una auditoría llevada adelante por el intendente Fernando Gray tras denunciar un vaciamiento por parte de los gobiernos de Nación y Provincia entre 2018 y 2019-, concluyó en la inauguración en plena pandemia y fundamentalmente para tratar casos de coronavirus derivados por PAMI.

la-calle-rondeau-en-monte___9yEQl4imc_720x0__1

Ahora, con el descenso de casos de covid-19, el Bicentenario está trabajando con derivaciones de urgencias, tales como accidentes en la vía pública y operaciones cardiovasculares, entre otras emergencias.

“Aún no están abiertos los consultorios externos, pero si se reciben pacientes que requieren internación o que tienen patologías de alta complejidad y urgencias quirúrgicas”, expresa el Secretario de Salud local, Gabriel Ive. Y agrega: “Se dará una reestructuración entre ambos hospitales, ya que habrá una comunicación mucho más fluida por la accesibilidad que van a tener entre ellos”.

Por otra parte, Adrián Tarditti, Director del Hospital del Bicentenario, expresa: “Este trabajo convierte a los dos hospitales en uno. Es central tener un acceso rápido para brindar una respuesta inmediata al paciente, especialmente en traumatismos, situaciones neurológicas críticas y quemaduras graves que nos llegan por derivación”.

Te puede interesar