Presencialidad, Cristina chicaneó a la oposición por las ausencias

Política 07 de octubre de 2021 Por María Ruso
La sesión fue abierta a las 14.25 con la presencia en el recinto de 62 senadores, circunstancia que aprovechó Cristina para señalar que de los 10 senadores ausentes, ocho pertenecen a la bancada opositora de Juntos por el Cambio.
cfksenado_0

En la vuelta del Senado a la presencialidad plena, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner chicaneó a la oposición por las ausencias en el recinto.
La sesión fue abierta a las 14.25 con la presencia en el recinto de 62 senadores, circunstancia que aprovechó Cristina para señalar que de los 10 senadores ausentes, ocho pertenecen a la bancada opositora de Juntos por el Cambio.

La ironía tiene un trasfondo y es que durante toda la duración de la peor etapa de la pandemia, desde la oposición rechazaban el protocolo mixto de sesiones y pedían el retorno a la presencialidad.

En el primer debate, los senadores aprobaron por 41 votos afirmativos y 20 negativos de la oposición dos decretos dictados por la Presidencia del Senado sobre la última prórroga de las sesiones virtuales y la convocatoria de la sesión actual de manera presencial.

Senadores del Frente de Todos volvieron a respaldar los argumentos por los que se desarrollaron las sesiones virtuales hasta el momento, mientras que desde la bancada de Juntos por el cambio se reclamó la vuelta de las reuniones de Labor Parlamentaria para discutir los temas a incluir en las sesiones.

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, manifestó la "alegría" de poder ver a todos los senadores en el recinto y destacó que si bien es "muy importante" la presencialidad, las relaciones humanas "han cambiado mucho".

Mayans lamentó las muertes por Covid-19, pero destacó el operativo de vacunación implementado en el país por el gobierno de Alberto Fernández y el rol de los equipos sanitarios.

"Hay gestión y están las vacunas", remarcó el titular del bloque oficialista y aclaró que aún hay legisladores con dificultades para trasladarse, por lo que se debe llegar "a un acuerdo" con la oposición para continuar con el funcionamiento del Senado.

"Se va a dificultar el quórum por el problema de los viajes si no queremos cortar el trabajo de las comisiones", advirtió el senador oficialista en el inicio del debate.

En la primera sesión con presencialidad plena desde el 12 de marzo de 2020, el hemiciclo de la Cámara alta lució sin las pantallas gigantes desde las cuales los senadores podían participar de los debates.

Te puede interesar