En medio de cruces internos, Mauricio Macri llega a la campaña de Vidal para sumar a los votantes de Patricia Bullrich

Política 20 de agosto de 2021 Por María Ruso
Mauricio Macri hará distintas incursiones en la Ciudad y en el interior, pero se mantendrá lejos del conurbano. Pases de factura internos por el desinflado juicio político a Alberto Fernández
images (1)

Luego de sus 45 días varado en Zurich y de un par de apariciones televisivas, el ex presidente Mauricio Macri desembarcará de lleno en la campaña electoral de Juntos por el Cambio (JXC) en la Ciudad. Le levantará este viernes la mano a María Eugenia Vidal, ahora como candidata a diputada por CABA, en un acto político pese a que él quería que ella se postulara por la provincia de Buenos Aires donde fue gobernadora entre 2015 y 1019. Se mostrará a sí mismo como un factor de unidad del frente opositor.

Según pudo saber, el ex presidente y fundador del PRO y de Cambiemos en 2015 buscará cerrar filas, heridas y las tensiones que aún permanecen en la coalición luego de enfrentamientos entre “halcones”, facción con la que se siente más identificado junto a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y las “palomas” liderados por el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la propia Vidal y la líder de la Coalición Civica, Elisa Carrió.

También, hay que decirlo, se pondrá en la línea de fuego y como blanco de tiro del gobierno de Alberto Fernández, de los candidatos del Frente de Todos, y de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Macri y Rodríguez Larreta acordaron una agenda de "educación y trabajo"

Macri se presentará este viernes a las 10.30 en el Museo Fernández Blanco, de Retiro, junto a Vidal, Rodríguez Larreta y todos los candidatos de la lista que encabeza la ex gobernadora bonaerense. En los últimos días hubo muchas comunicaciones reservadas entre Macri y Rodríguez Larreta.

Todos ellos pondrán sobre la mesa una agenda acordada de "educación y producción" para el empleo, los dos ejes de la campaña sobre la cual trabajarán los candidatos de JXC con miras a las PASO del 12 de septiembre próximo y las generales del 14 de noviembre.

“Estos dos ejes fueron acordados entre Rodríguez Larreta y Vidal, y el sector del macrismo puro, con Patricia (Bullrich) incluida”, dijo a A24.com un alto exponente del entorno de Macri. Ese círculo lo integran el candidato a diputado bonaerense Hernán Lombardi, el postulante a legislador porteño Darío Nieto y el ex secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis. Hoy por hoy, el ex jefe del Gabinete Marcos Peña no integra el círculo de Macri, algo retirado.

Macri también viajará a Córdoba y a Santa Fe para apoyar a sus candidatos

El ex presidente quiere sumar su presencia para fortalecer a los candidatos de JXC en los distritos donde conserva buena imagen tras su accidentado final de 2019 como presidente de la Nación: CABA, Córdoba y Santa Fe. En las próximas semanas, Macri irá a Córdoba para apoyar al candidato a senador Mario Negri y a su segundo Gustavo Santos (macrista puro) que disputarán las PASO contra Luis Juez.

También está prevista una incursión en Santa Fe, donde apuntalará a la lista del otro candidato a senador Federico Angelini que formó un binomio con Amalia Granata y peleará unas primarias contra tres listas del radicalismo. "Es muy bueno tenerlo a Macri en estos distritos", dijo Angelini a A24.com.

“Macri quiere ser prenda de unidad. Es bueno y necesario, y hace a la unidad del espacio”, señaló a A24.com un ladero de Vidal. La conformación de las listas había dejado heridas sin cicatrizar en JXC luego de que Vidal se mudara a la Ciudad contra la opinión de Macri y de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y luego de que Diego Santilli renunció al gobierno porteño y al Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad para postularse a diputado en el territorio bonaerense.

Acto seguido, las grietas se profundizaron cuando el candidato del radicalismo en Buenos Aires, Facundo Manes, que competirá contra Santilli en las PASO, había atacado al larretismo y mereció réplicas de Vidal, Larreta y Elisa Carrió, aliada de estos, que amagó con denunciarlo penalmente por decir que ella le había ofrecido ser vicepresidente en 2015.

Luego de ello, Bullrich redactó un decálogo de buenas prácticas políticas para evitar las agresiones internas en JXC. Pero el radicalismo lo boicoteó y todo terminó en una promesa de no agresión. Manes continuó diciendo que nunca había pertenecido al gobierno de Macri como Larreta y Santilli y hoy desafía a Santilli a un debate con tono más moderado.

La "grieta" en Juntos por el Cambio permanece luego del ahora debilitado juicio político

La aparición de las fotos de la fiesta clandestina de cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez en la residencia presidencial de Olivos el 14 de julio de 2020, en plena cuarentena por la pandemia del Covid 19, donde aparecía Alberto Fernández, pareció unificar al espacio opositor atrás del ataque a la Casa Rosada.

Sin embargo, asomó una nueva división dentro de JXC cuando los “halcones” propusieron el juicio político del Presidente; y las “palomas” lo desacreditaron. El pedido de juicio fue firmado por Mario Negri, Cristian Ritondo, aliado de Rodríguez Larreta, Jorge Enriquez, Waldo Wolff, Fernándo Iglesias y Federico Angelini, entre otros, con apoyo de Macri y de Patricia Bullrich. El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, se alineó con los duros. Más tibiamente el juicio fue apoyado por Vidal, lo cual justificó la presencia de Ritondo entre los firmantes.

Pero Elisa Carrió y Rodríguez Larreta lo desacreditaron. Argumentaron que no hay que ser funcionales a una hipotética utilización de Cristina Kirchner para destituir a Fernández una vez transcurridas las elecciones legislativas si el resultado no dejaba conforme al Instituto Patria.

Este quiebre dejó discusiones internas en JXC que aún persisten. La línea dura de Macri, Cornejo y Patricia Bullrich sostiene que JXC debe mostrar una “oposición fuerte y firme”. “El juicio político servía para tener un posicionamiento, pero como nada se conversa internamente cada uno sale a decir lo que se le ocurre”, señaló un operador de JXC que reveló que en estas horas hubo reuniones de diputados donde hubo debate y pases de facturas.

“El juicio político nunca iba a prosperar porque no tenemos los números pero era posicionarse fuerte; no se entiende por qué muchos salieron a desacreditarlo y nos debilitamos como oposición”, señalaron cerca de Macri.

Incluso, el candidato de Republicanos Unidos Ricardo Lopez Murphy, que competirá en la Ciudad contra Vidal, había avalado la presentación del enjuiciamiento. Y el candidato de Avanza Libertad en Buenos Aires, José Luis Espert, se había sumado aún no perteneciendo a JXC. Los duros creían haber tomado la iniciativa. Pero el juicio se desvaneció.

Vidal y Santilli prenden velas para que el "Olivos gate" siga en el candelero

En el entorno de los candidatos Vidal y Santilli prenden velas para que el escándalo de la quinta de Olivos permanezca en el candelero y para ello consideran fundamentales los avances en la causa del juez federal Sebastián Casanello y la aparición de nuevas revelaciones.

“Esperamos que el tema Olivos dure unos días más, todo lo que pueda, y después viene una etapa de propuestas en la próxima semana”, señalaron en el entorno de Vidal. Las principales propuestas se vincularían a educación y producción, para garantizar la creación de empleos.

El desembarco de Macri buscará fortalecer a Vidal para evitar el crecimiento de López Murphy que concita el voto del electorado duro que se quedó con ganas de votar a Patricia Bullrich y no pudo hacerlo por su renunciamiento en favor de Vidal. Paradógicamente, Patricia Bullrich respalda a Vidal y a Rodríguez Larreta, pero buscar ser candidata presidencial para 2023.

Te puede interesar